A seis años de penalizado el aborto terapéutico en Nicaragua, mujeres demandan su restitución

Foto: Nelson Rodríguez

 

El Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico (GEDAT), demandó a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que resuelva los recursos por inconstitucionalidad presentado hace seis años. Mediante un escrito le exigen respuesta porque  los plazos están sobrepasados.

Entre 12 a 15 mujeres pierden la vida en Nicaragua anualmente debido a la negativa de los médicos de permitirles un tratamiento para interrumpir el embarazo, aunque la cantidad podría ser mayor, según estimaciones del GEDAT.

Martha María Blandón, integrante del GEDAT, dijo que no hay datos oficiales sobre la cantidad de mujeres que pierden la vida por esta razón, pero las estimaciones son basadas en la información que reciben de los familiares de las víctimas.

Este 15 de julio se cumplieron los 6 años en que las organizaciones de mujeres interpusieron los primeros recursos; a la fecha no hay respuesta.

Elia Palacios, de la Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV), dijo que el Estado nicaragüense se niega a legislar a favor de más del 50% de la población (casi 7 millones de habitantes) que son mujeres; ellas, subraya Palacios, no pueden decidir sobre la continuación del embarazo aunque  su vida esté en peligro de muerte.

“En Nicaragua las mujeres están frente a un Estado que no le interesa la vida de ellas, muchas que tienen cáncer o cualquier otra enfermedad y que resultan embarazadas tienen que continuar el proceso aunque finalmente de manera natural lo pierdan, su salud resulta muy deteriorada innecesariamente”, argumentó Palacios

Gonzalo Carrión, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), señaló que las organizaciones que defienden la vida de las mujeres no se cansarán ni van a renunciar a la reivindicación de un derecho porque  “no hay derecho sin lucha y seguirán luchando hasta que les brinden respuesta a favor de la vida de las mujeres”.

En 2006, en plena campaña política, las iglesias y los grupos  pro vida presionaron a los diputados hasta que finalmente decidieron reformar el Código Penal y penalizar el aborto terapéutico que estuvo permitido por más de 100 años.

El argumento fue que algunas mujeres se valían de ese derecho para practicarse un aborto, lo que la mayoría de las organizaciones de mujeres rechazaron aduciendo que  el aborto terapéutico es un derecho cuando la vida de las mujeres está en riesgo de muerte.

Además, resaltaron que hay una serie de recomendaciones de los comités de Mujeres de Naciones Unidas y otras instancias internacionales que le solicitan al Estado nicaragüense reconsiderar esa decisión. (PÚLSAR)

Nelson Rodríguez - Nicaragua

Audios:

    Martha María Blandón: Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico. (5 MB) descargar_peque


aromina.garcia

Comentemos

− 1 = 2