En Argentina, el rechazo social logró la marcha atrás de un proyecto minero en la provincia de La Rioja

Finalmente el gobernador provincial, Luís Beder Herrera, firmó el decreto para finalizar el convenio con la Osisko Mining Corporation para la exploración y explotación de oro en el cerro Famatina.

El convenio original para avanzar con la instalación del proyecto provocó dos años atrás el inicio de las protestas de los pueblos cercanos y de organizaciones sociales.

Según señala el decreto 874, la suspensión del convenio responde a la “persistencia de dichos acontecimientos de confrontatividad” que “imposibilitaron hasta la fecha dar inicio a las actividades programadas”.

El rechazo firme de los pobladores al proyecto minero incluía el intendente de Famatina,
Ismael Bordagaray.

El rechazo social al proyecto señalaba que la explotación de una mina a cielo abierto en las cercanía de la localidad podía generar daños ambientales y en el agua de la zona que depende del turismo y la agricultura.

En mayo de este año las protestas contra el proyecto minero recibieron una represión policial que finalizó con 5 manifestantes detenidos y varios heridos.

Según analizó Karina Díaz Moreno, integrante de la Asamblea de Famatina, en FM La Tribu, el decreto es “una manipulación” del gobernador Beder Herrera para “apaciguar los ánimos” ante las próximas elecciones en la provincia de La Rioja.(PÚLSAR)

 

Audios:

    Karina Díaz Moreno, integrante de la Asamblea de Famatina, en diálogo con FM La Tribu: (302 kB) descargar_peque

Comentemos